ImgM: MRI

Resonancia Magnética (MRI)

La imagen por resonancia magnética nuclear es una técnica de tomografía que no utiliza radiación ionizante. La primera imagen del interior de un objeto con esta técnica aparece en 1952, pero el hecho de que incluyese la palabra nuclear en el nombre durante la guerra fría deceleró su desarrollo. Ya en los 70 se patentó la primera máquina y se renombró como resonancia magnética.

Dentro de todas las técnicas es posiblemente la más cara, con un alto coste de fabricación y mantenimiento, lo que conlleva un alto coste de uso para diagnóstico. Esto hace que el número de máquinas en uso no sea elevado, estimándose un total de 25000 en todo el mundo.

Toma de la imagen

Su funcionamiento se basa en el efecto de precesión de los núcleos de hidrógeno, definido por el Teorema de Larmor.

La toma de imagen se hace mediante la aplicación de un campo magnético y un pulso de radiofrecuencia que logra variar los spines de uno de cada millón de núcleos de hidrógeno presentes en las grasas y el agua que se hallan en el cuerpo. La aplicación de un gradiente de campo magnético y trenes de pulsos en resonancia con la frecuencia de Larmor para núcleos de hidrógeno, en distintos ejes, logran que se reciba un eco en una antena de radiofrecuencia cuando los núcleos vuelven a su estado original. Este eco se decodifica con la información del gradiente, se procesa la transformada de fourier, y se obtiene la imagen. Los distintos ángulos con los que se ha aplicado el pulso logran dos contrastes diferentes, lo que ayuda a visualizar toda la estructura de la sección del paciente.

Aquí hay una imagen de nature.com sobre el funcionamiento

La máquina de resonancia magnética se compone principalmente de un anillo alrededor del paciente, donde se encuentran unos imanes permanentes enfriados con helio líquido capaces de generar un campo magnético muy fuerte, de entre 1 y 3 Teslas, unas bobinas para homogeneizar el campo magnético y unas antenas emisoras y receptoras de radiofrecuencia.

mri

Interior muy simplificado de una máquina de MRI

Uso clínico

Sus usos son los mismos para los que se aplica la tomografía computerizada con rayos x (TC), aunque es capaz de visualizar tejido blando con mayor detalle, sin embargo se usa menos. Algunos usos más específicos son:

  • Ablación de tejidos mediante ultrasonidos guiados con mucha precisión
  • Visualización de la materia gris gracias a la neuromelanina, para la detección de Parkinson, trastorno depresivo mayor o esquizofrenia.
  • Visualización de las zonas que se activan en el cerebro tras un determinado estímulo
  • Captación de imagen en tiempo real
  • Angiografía

Aunque no es totalmente necesario el contraste para la visualización de algunos tejidos como en la TC, se puede usar gadolinio, un material paramagnético por encima de 18 ºC, que mejora en gran medida la detección de enfermedades.

Imagen de MRI sin contraste (izquierda) y con contraste (derecha)
ambas tomadas en T1

Las razones por las que se usa menos que la TC son principalmente por coste y tiempo, ya que el proceso completo de una resonancia magnética puede durar más de 40 minutos.

Imagen obtenida mediante MRI en dos ángulos distintos

Peligros para la salud

No se ha probado todavía que exista riesgo de daño biológico a largo plazo debido a la exposición a campos magnéticos de gran intensidad. Aunque sí que se ha detectado que hay un daño similar en el ADN al producido por la TC (Knuuti et al.), la forma de producirse hace que el riesgo a un cáncer sea todavía desconocido. Por otro lado, el campo magnético variante induce corrientes en implantes.

La aplicación de un pulso de radiofrecuencia muy prolongado podría producir quemaduras.

Cualquier material ferromagnético presente en la sala es atraído con gran fuerza por el campo magnético, lo que podría golpear al paciente o herirlo de gravedad si el material se halla en el interior del cuerpo.

Otros efectos no deseados son causados por el elevado nivel de ruido que la máquina produce y la claustrofobia al tratarse de un túnel muy cerrado donde se debe permanecer mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *