ImgM: TAC

En primer lugar vamos a definir qué es la tomografía:

Tomografía

La tomografía (del griego tomos, sección y graphéin, grabar) es el procesamiento de imágenes por secciones. El aparato usado en tomografía es llamado tomógrafo, mientras que la imagen producida es el tomograma. Este método es usado en medicina, arqueología, biología, geofísica, oceanografía, ciencia de los materiales y otras ciencias. En la mayoría de los casos utiliza un procedimiento matemático para generar las imágenes llamado reconstrucción tomográfica.

La tomografía se puede dividir en varios apartados según el fenómeno físico utilizado para la toma de imagen: TAC, PET, SPECT, y MRI, son los que se van a ver en las distintas entradas de Imagen Médica.

Tomografía Axial Computerizada

La tomografía axial computerizada (TAC), o tomografía computerizada (TC), es una técnica de imagen médica que obtiene la imagen de un corte o sección de un cuerpo, construida por un ordenador, a partir de una serie de imágenes de rayos X tomadas por un emisor y un detector, que giran alrededor del cuerpo en torno a un eje. Su desarrollo en los años 70 revolucionó la radiología médica ya que, por primera vez, se pudieron obtener imágenes tomográficas de alta calidad de las diferentes estructuras internas del cuerpo humano.

tc

TAC de la cavidad torácica

Funcionamiento

El aparato de TC emite un haz colimado de rayos X que incide sobre el paciente. La radiación que no ha sido absorbida por el paciente es recogida por los detectores. Después, el emisor cambia su orientación para emitir otro haz que también será detectado. Esto se repite hasta que el tubo de rayos y los detectores han dado una vuelta completa. Tras esto, la mesa donde reposa el paciente avanza y el ciclo vuelve a empezar. Un ordenador suma todas estas imágenes para construir una imagen tomográfica definitiva. Es decir, las imágenes tomográficas son reconstruidas a partir de un gran número de proyecciones de rayos X transmitidas a través del paciente.

tac

Interior de una máquina de TAC: se observa el
generador de Rayos X (derecha) y los detectores
(a la izquierda) que recogen el haz

En los primeros aparatos de TAC, los datos de estas proyecciones eran adquiridos en, aproximadamente, 5 minutos, mientras que la imagen tomográfica era reconstruida en unos 20 minutos. Actualmente, los datos de las proyecciones se adquieren en un segundo y la imagen tarda en ser reconstruida de 3 a 5 segundos.

La tarea fundamental de un equipo de TC es hacer un gran número de medidas de Rayos X (aproximadamente 500000) con una geometría controlada de forma precisa.

Con todas estas medidas y la gran cantidad de tomos que generan, se puede montar una imagen sobre otra en el ordenador para obtener un renderizado tridimensional. De esta forma se puede observar cualquier sección en cualquier ángulo, una figura tridimensional del tejido que se desee, e incluso hacer una exploración virtual de cavidades como intestinos o vasos sanguíneos.

tritac

Renderizado tridimensional de TAC

¿Cómo se generan los rayos X?

El método de generación de rayos X es el mismo que en una radiografía convencional, aunque, en este caso, el colimador está configurado de manera que el haz de rayos solo atraviese una sección concreta del cuerpo del paciente.

tacc

Representación del haz colimado para TAC

Seguridad

Los equipos de TC emiten rayos X, que es una radiación electromagnética ionizante de alta energía, cuya interacción con los organismos vivos puede dar lugar a efectos biológicos potencialmente dañinos.

Las dosis recibidas por el paciente durante una exploración de TC se encuentran entre las más elevadas de todas las técnicas de radiodiagnóstico. Dependiendo de la zona a analizar, la cantidad de radiación a la que se expone el paciente puede ir desde 1.5 mSv para un TAC craneal hasta 13 mSv para un TAC del corazón de alta resolución.

A pesar de que los valores puedan parecer elevados, hay que tener presente que las dosis anuales por radiación natural se hallan en el rango de 1 a 10 mSv.

Con el fin de disminuir la aparición de efectos biológicos se deben seguir los principios de la protección radiológica (PR) que, en el caso del paciente, corresponden a la justificación de la ejecución de la prueba, la optimización de las dosis empleadas y el establecimiento de unos niveles de referencia de dosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *